El estadio Departamental Libertad es todo un símbolo para el fútbol y el deporte nariñenses. Durante prácticamente 50 años la prensa lo bautizó como “el inconcluso Libertad”, toda vez que tras su inauguración, en 1954, el escenario quedó a medias y solo con dos tribunas habilitadas. En el año 2000 y gracias a los Juegos deportivos Nacionales que se disputaron en tierras nariñenses, el estadio fue acondicionado con mejoras en su estructura, nuevo sistema de drenaje y accesos a todas las tribunas, entre otros. La llegada del Deportivo Pasto a la A del fútbol profesional colombiano hizo que fuera urgente la construcción de las tribunas laterales y ahora casi 65 años después de su construcción llega un nuevo proyecto que pretende dejar el estadio como nuevo.

Como si el fútbol no le hubiera dado suficiente protagonismo a la región, la ciudad ha tenido que padecer para tener un estadio a la altura de la capital del departamento de Nariño. Incluso muchos “políticos” lo han usado como bandera populista, pero sin resultados reales. En la administración pasada, los nariñenses vieron con perplejidad cómo se perdieron los recursos que en su momento aportaría Coldeportes ante la negligencia y desidia administrativa. El que si logró lo que muchos pregonaron fue el gobernador Camilo Romero, quien el año pasado anunció oficialmente que el departamento destinará 15 mil millones de pesos para remodelar el departamental Libertad.

La noticia fue bien recibida por toda la ciudadanía, teniendo en cuenta que el Libertad es catalogado en la actualidad como uno de los estadios más precarios del país y necesita urgente la remodelación. El secretario de infraestructura departamental, Diego Olegario Arcos, afirma que el objetivo de este proyecto es “rediseñar y mejorar el actual estadio, teniendo como base el informe de diagnóstico, recomendaciones y normativas de la FIFA, CONMEBOL y los entes reguladores en Colombia”. Así las cosas Nariño contará con un estadio de talla internacional.

La nueva cara del Libertad contará con la remodelación de los camerinos donde se incluye mobiliario y zona húmeda. Un jacuzzi donde los deportistas podrán realizar su recuperación y hacer crioterapia (hielo), lo que antes se hacía en improvisadas piscinas. Además de lo anterior por fin se construirán los túneles de acceso desde los camerinos a la cancha y la zona mixta para la prensa de acuerdo con los lineamientos de la Fifa.

De igual manera se mejorará la iluminación con la instalación de reflectores con luces tipo led para las cuatro torres existentes. Pensando en la seguridad de los asistentes, el estadio contará también con circuito cerrado de televisión y un sistema de sonido con tecnología de punta, además de una pantalla gigante tipo led de 12 por 6 metros. También se realizará el mejoramiento del palco presidencial y de las cabinas para los medios de
comunicación. Así mismo, se instalará silletería de lujo para los bancos de emergentes y el cuerpo arbitral.

Finalmente todas las tribunas del estadio contarán con silletería empotrada en las cuatro tribunas para comodidad de toda la afición, se realizará el cambio del sistema de drenaje y la grama de la cancha con las mejores especificaciones técnicas y se hará cambio de porterías.

Serán en total 15.384 millones de pesos los que se invertirán en las obras. La licitación ya está en marcha y se espera que a finales del mes de mayo se inicie la remodelación. La intención es no perjudicar al Deportivo Pasto y por eso se iniciará con todas las obras de acondicionamiento para finalizar con la intervención de la grama.

En visita reciente el director de InderSantander, Carlos Alberto Díaz Barrera, confirmó el convenio de asocio para que la Gobernación de Nariño replique la experiencia exitosa de remodelación del Estadio Alfonso López y minimice el riesgo de errores. “Nosotros tuvimos una experiencia exitosa con nuestro estadio para lo cual contamos con el acompañamiento de FIFA y DIMAYOR. Lo que buscamos con este convenio es aplicar lo positivo de nuestro aprendizaje y evitar los errores, para minimizar tiempos en la etapa de diseños y la etapa contractual”, afirmó el funcionario. Así, a finales del presente año, el Departamental Libertad tendrá una nueva cara y dejará de ser un estadio vetusto para convertirse en uno de los mejores y más modernos del país.

Tiempo estimado para inicio de obras: mayo 2018
Tiempo estimado para la entrega de obra: diciembre 2018

2018-03-14T17:35:52+00:00